jueves, diciembre 31, 2015

Los votantes solitarios de Guipúzcoa

Si los candidatos cuidaran al votante, no esperarían a las próximas elecciones para darse un garbeo por su circunscripción (en este caso Guipúzcoa), se sentirían obligados a darse una vuelta de visita poselectoral. Imagínense lo que es ser el único votante de una opción política en un pueblo..., ¿no creen que esos 34 solitarios necesitan una visita? He aquí las visitas a los municipios de Guipúzcoa que recomiendo a los cabeza de lista de las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015.
PNV. Lo tiene cómodo, Sr. Agirretxea (puede, si quiere, acercarse desde Tolosa en el Lurraldebus) su votante solitario vive en Orexa.
PSE. Sr. Elorza, le tocaría viajar un poco más para acompañar a sus siete votantes solitarios: Alkiza, Baliarrain, Leintz-Gatzaga, Mutiloa, Orendain, Hernialde y Errezil. ¿Pero quién se resiste a un viaje con este encanto?
PP. Sr. Sémper, le corresponderían seis visitas de compañía: Abaltzisketa, Ataun, Beizama, Elduain, Larraul y Lizartza.
IU-U. Popular.  Sr. Hernández, le tocaría visitar a tres en: Elduain, Errezil e Ikaztegieta.
UPyD. Sr. Fabo, sus ocho votantes solitarios viven en: Anoeta, Asteasu, Idiazabal, Itsasondo, Larraul, Mutriku, Ormaiztegi y Zegama. ¿No sería una buen epílogo de su formación política acompañarlos ahora?
Bildu y Podemos. Sra. Beitialarrangoitia y Sra. Alba, pueden estar tranquilas, ustedes no tienen a nadie solo en Guipúzcoa.
Ciudadanos. Sr. López de Lacalle, tiene a más votantes solitarios que nadie desperdigados por el paisaje electoral guipuzcoano: Aizarnazabal, Alkiza, Altzaga, Altzo, Amezketa, Gabiria, Larraul, Lizartza y Zerain.

Se podría, incluso, montar un concurso de televisión para emparejar a los votantes solitarios. En primera instancia sería una especie de búsqueda del tesoro, ¿quiénes son? Imagino al cabeza de lista paseándose por el pueblo con la simpatía propia del candidato, pero sin elecciones de por medio: acariciando niños, escuchando a los vecinos, participando en una sokatira... Haciéndose querer, poniéndose a tiro para descubrir al votante... Así hasta encontrarlo. Después se trataría de reunir a los solitarios, que se conocieran, que dieran una oportunidad al amor... Ya hay cuatro localizaciones propicias: Alkiza, Errezil, Larraul y Lizartza.
Es una idea que, como diría el gran Terol, lanzo al aire.



miércoles, diciembre 30, 2015

Los narcisos y el adelantamiento climático

Fotografía de Pilar.

Narcisos en flor en la ladera sur de Sastarri (Guipúzcoa, España) a 900 m de altitud, el 27 de diciembre de 2015; dos meses antes de lo más normal.
O con el título de un relato: El año en el que los narcisos florecieron dos veces (2015).

El hombre del saco

El hombre del saco junto al almiar. Lizarrusti, 27 de diciembre de 2015.
Pido de antemano disculpas por el título impreciso de esta entrada. Porque no sé exactamente qué es eso que han colocado al lado del almiar (en finlandés, heinäsuova; en japonés, 干し草の山; en vasco, meta), junto al refugio, o albergue, o centro de interpretación de la naturaleza del Parque Natural de Aralar, en Lizarrusti, del lado guipuzcoano.
No sé si es un zahorí o un recolector solitario de castañas, o de setas, o de helechos (¿con un palo?); no sospecho qué puede guardar en el saco; y la melena y las barbas me despistan aún más, ¿un Olentzero hipster, jovenzuelo y runner en un mestizaje de subculturas? Hay que reconocer cierta escuela de fotocol en el gesto del muñeco. El talle de modelo digno de Zara (36) me hace pensar en el escaparatista que ha encontrado salida a su vocación artística, en una suerte de euskal-Kent, en un aggiornamiento del gordo Olentzero (que tenía el colesterol por las nubes, oye); o en un espantapájaros que en las fechas navideñas quizá no espanta pájaros, pero sí despista a los caminantes.
Inquietante.

lunes, diciembre 28, 2015

¿Podemos en Orexa?

Algunos seguidores de eresfea saben que en este blog se concentra todo el seguimiento de los resultados electorales en el caso único de Orexa (Guipúzcoa, País Vasco, España). Quizá alguien compare Orexa con el Ohio estadounidense... Yo, sin ánimo de desencantar a nadie, más bien pienso en la aldea gala de Astérix y Obélix.
¡Siempre Orexa!
Censo: 89.
Abstención: 14,61% (La más baja de Guipúzcoa).
Bildu: 72 (Amaiur en 2011, 80).
Votos en blanco: 2.
PNV 1 (en 2011, 2).
Nulo: 1.
Los demás (también Podemos): 0 votos.

Conclusión tras las elecciones municipales y generales: se confirma la presencia de votantes en blanco en Orexa.


sábado, diciembre 26, 2015

Palabresco: cortentulio

El cortentulio opina de cualquier cosa (aunque no sepa demasiado de eso de lo que opina) y antes de opinar ya se sabe qué va a decir, pero, además, tiende a interrumpir otras opiniones tan infundadas y predecibles como la propia. El cortentulio abunda en la televisión y la radio españolas, quizá porque es más barato que el científico o el reportero, y porque en la mayor parte de los ciudadanos españoles ruge la vocación de un pequeño cortentulio que busca abrirse paso.
Los cortentulios españoles son de dos tipos:
-del corazón (no son médicos),
-de todo lo demás.

P.S.: A buena parte de los cortentulios presentes en las redes los llaman trols.

miércoles, diciembre 16, 2015

Setas de diciembre

Fotografía de Pilar
Se parece a la Amanita muscaria, pero se sospecha que tiene un sabor metálico. Cima de Tuturre, 12 de diciembre de 2015.

martes, diciembre 15, 2015

Palabresco: hipopútamo

Podemos culpar a Walt Disney con sus hipopótamos bailarines o a Gayla Peevey por su villancico  I Want a Hippopotamus for Christmas (Quiero un hipopótamo por Navidad), o a los dibujos animados de Peter Potamus (Pepe-Pótamo en España) o a los fabricantes de peluches de la imagen tierna que tenemos de los hipopótamos. Pero habría que empezar por cambiar de nombre a estos bicharracos...

lunes, diciembre 14, 2015

Cómo guardar un crepúsculo y una cascada de nubes en una pantalla

Desde San Miguel de Aralar (Navarra), con vistas a Urbasa y Andía, 12 de diciembre de 2015.

miércoles, diciembre 09, 2015

Higrocybe punicea

Algunas setas hay que tomarlas en la mano para reconocer que no son atrezo.
Recogidas en una pradera navarra el 25 de octubre de 2015.

viernes, diciembre 04, 2015

De la cordura textil a Águila Roja (el XXI español)

Los profetas gritaban que la cordura se transformó en un textil y, entre tanto, los besugos del Cantábrico cayeron en el recuerdo (¡ay, aquellos besugos...!), Gran Hermano evolucionó hasta Gran Hermano 16, el teléfono se convirtió en "móvil" (o celular), la panceta en beicon, la peseta en un pellizco de euro, el galipote en chapapote (-ote, -ote), el euro en "pavo", la edad del pavo en cosa de treintañeros y cuarentones, el niño "movido" en víctima potencial del TDAH, el viejo movido en runner, el hayedo se delimitó como acotado de hongos, el asesor se rebautizó como coach (sin cursiva), el día de Todos los Santos se oscureció hasta la noche de Todos los Jálogüines, los toros se reconocieron como "bien cultural", el corrector ortográfico pasó a ser una función del ordenador, el pantalón corto se hizo short (y la depilación, unisex), el contrato de trabajo devino en beca, el narrador en storyteller, el aceite de oliva en zumo de arbequina, o picual, u hojiblanca...; lo viejo, pero no antiguo, y bonito en vintage; la cruza de pájaros en Sinsajo; la nieve de invierno o el calorazo de verano ya era noticia, el corte de pelo de Hitler moda y Águila Roja una serie de televisión "histórica".


sábado, noviembre 28, 2015

Llenega gris (Hygrophorus limacinus)


En la Tierra Media, perdón, en pinar de la Zona Media (Navarra), el 14 de noviembre de 2015.

viernes, noviembre 27, 2015

Palabresco: chiclista

Podría haber sido "bicicletista", "bicicletero", "bicicleteador"... Pero opto por chiclista, para dar voz a la famosa muda (Hache), entre el chicle (goma de marcar) y el ciclista, como reconocimiento a todos aquellos que alguna vez hicieron la goma.

miércoles, noviembre 25, 2015

Estímulo educativo para la mentira

La madre despide a su hijo y a su esposo en la puerta del autobús. Las últimas palabras se las dedica a su hijo de unos seis años:
-¡Que no me entere yo que te has portado mal!
Son los últimos en subir. La puerta del autobús suena como el fuelle de un cierre al vacío. La madre mueve la mano en señal de despedida desde el andén. El niño sonríe malicioso y ya corre por el pasillo del autobús delante de su padre.

jueves, noviembre 19, 2015

Doncellas decapitadas

Bodegón de Pilar.
Algunos dirán que nos estamos ablandando tanto que, en vez de fotografiar las doncellas pescadas con su cabeza (y esa mirada redonda y muerta que interpela a algunos), las mostramos decapitadas, evisceradas, desescamadas. Pero este verano éramos mucho más prácticos que sensibles: había que aprovechar el sitio en la sartén.

P.D.: También hay un karraspio.

sábado, noviembre 07, 2015

Palabresco: roz

Que lo que digan los demás, citando a Mecano, está de más; pero el rice, el riz y otras semillas suenan ridículos frente al atronador roz (dígase rrrrrroz)
(Y podríamos decir consecuentemente roz bomba, o silabear roz de Calasparra).
¿Por qué perder la oportunidad, por qué vestirlo con esa "a".
P.D.: Nada como abreviar la llegada del roz con leche, aunque sea quitando una letra.

viernes, noviembre 06, 2015

La victoria del bosque/la derrota del guipuchi robasetas


Dentro de unos años seguiré contando: "El 10 de octubre de 2015 el bosque me ganó en...".
Porque una cosa es ir al bosque a buscar setas y otra bien diferente que haya tantas setas que la búsqueda carezca de sentido.
Entonces regresas derrotado con la mochila llena (de Cantharellus cibarius).

Resuenan las trompetas (de la muerte)


Ficha técnica:
Ciclo Conciertos de Octubre
Craterellus cornucopioides
Trompetas
Hayedos, entrada libre y gratuita (no vayáis a la Ulzama)


lunes, octubre 26, 2015

Código de barras otoñal

Algunos días el hayedo se convierte en Hayedo (24 de octubre de 2015).

Palabresco: Llamamativa

Llamamativa es mucho más que llamativa. Con lla-ma-ma-ti-va (el silabeo mejora el efecto) provocará las adhesiones entre algunos mamíferos, bomberos y pirómanos incluidos.


sábado, octubre 24, 2015

Palabresco: diócesis

Diócesis en vez de dosis, porque pudiendo tomar para desayunar una diócesis de café, ¿quién se conformará con una simple dosis?

jueves, octubre 22, 2015

Palabresco: baturrillo

Decir baturrillo por batiburrillo es más breve y aragonés, y no distrae con ese burrillo metido por ahí en medio (aunque sea  pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón).

lunes, octubre 19, 2015

"Primer concurso español de belleza"

Madrid Alegre, 12 de octubre de 1889:

Prometieron 26 premios. Quedaos en paz, no investigués (creedme), no queréis conocer a esas bellezas.

martes, octubre 06, 2015

Bajada de la Peña de Xuans (2 838)

Ante Argualas y Garmo Negro.
El sábado 26 de septiembre subimos desde el balneario de Panticosa a la Peña Xuans, primero por la GR 11, con paso por el refugio de Bachimaña; luego por la directa del ibón de Coanga, a través de senda, o hitos, o...
A menudo escribo que prefiero subir. Pero, ¡ay!, algunas bajadas...

viernes, septiembre 18, 2015

Decisión

He escuchado The Other Woman muchas veces en las dos últimas semanas; la de Nina Simone y la versión de Lana Del Rey, como si tuviera que decidirme por una de ellas. Ay..., y vuelvo a escucharlas esta mañana. Pero la escritura ya se ha adelantó una línea a las dudas al nombrar a una mujer antes que a la otra, o desde el momento que deslicé "versión" para Lana Del Rey. La escritura ya sentenció que sí, que tenía que decidirme por una de ellas, y que decidí.

martes, septiembre 08, 2015

Nodrizas



NODRIZAS

Mamerta Martin de estado casada, de edad de 22 años, tiene leche de destete del tiempo de catorce meses: la persona que la necesitare para criar se sirvirá de ella, vive calle del Limon Alto número 17 casa de los frailes, cuarto entresuelo.
Una viuda, tiene leche de cuatro meses, solicita cria para casa de los padres tiene persona que abonen su conducta: darán razon en la calle de Zurita número 34 casa de Isidro el Catalán.
María Sanchez de edad de 24 años, viuda, solicita cria en casa de los padres, tiene leche de dos meses y personas que abonen su conducta: darán razon en la perfumeria de la calle de la Concepcion Gerónima.
Café de Malta: hoy 27 de 7 á 10 concierto instrumental y vocal. Se cantará un aria por un tenor; una sabatina por una aficionada; un duo; una aria bufa y un cuarteto, intermediado con pieza de música, y se concluirá con canciones patrióticas.

En la última página del Nuevo diario de Madrid, Madrid, España, 27 de marzo de 1821.

miércoles, septiembre 02, 2015

Russula virescens (gibelurdin)


Pareja verde sobre fondo pardo.
En parte de Navarra y del País Vasco practicamos la sinécdoque micológica con las rúsulas. Antaño llamábamos gibelurdin, gibelurdina, sólo a la Russula virescens; ahora esa voz sirve para las rúsulas comestibles más apetecibles: cyanoxantha, heterophylla, vesca...
Añado: este agosto de 2015 ha sido el mejor en Navarra y el País Vasco para la virescens desde hace mucho, mucho tiempo.


jueves, agosto 27, 2015

"Tenemos que hablar"

(Para leer después de tres cervezas tripel belgas).

"Tenemos que hablar". Decirlo (sacarlo) obligaba a tragar saliva; oírlo provocaba una flojera en las rodillas. Y había quer sentarse. Con este exordio se anunciaban en la familia, en España y hasta finales del siglo XX, asuntos como una enfermedad incurable, la muerte inminente de un miembro de esa familia, o algo así como la llegada del Apocalipsis. "Tenemos que hablar, he visto a la Bestia".
El "Tenemos que hablar" abría una fisura en aquellas palabras escritas por Zambrano en 1934 que mostraban la conversación como un parcheo imperfecto, interminable:

Habiendo un hablar, ¿por qué el escribir? Pero lo inmediato, lo que brota de nuestra espontaneidad, es algo de lo que íntegramente no nos hacemos responsables, porque no brota de la totalidad íntegra de nuestra persona; es una reacción siempre urgente, apremiante. Hablamos porque algo nos apremia y el apremio llega de fuera, de una trampa en que las circunstancias pretenden cazarnos, y la palabra nos libra de ella. Por la palabra nos hacemos libres, libres del momento, de la circunstancia apremiante e instantánea. Pero la palabra no nos recoge, ni por tanto, nos crea y, por el contrario, el mucho uso de ella produce siempre una disgregación; vencemos por la palabra al momento y luego somos vencidos por él, por la sucesión de ellos que van llevándose nuestro ataque sin dejarnos responder. Es una continua victoria que al fin se transmuta en derrota.

Esas tres palabras implicaban un compromiso, un hito en historia compartida de dos personas. A lo mejor había que esperar varias vidas para volver a escuchar el "Tenemos que hablar" que precedía a una de esas conversaciones. Ya no. Como soy un hombre que aprendió en el SXX a nadar, leer, recoger setas, guisar caracoles..., como ya vi pasar el cometa Halley en 1986 y no creo en la reencarnación, aún me revuelvo del susto cuando alguien me dice: "Tenemos que hablar". Subsumido en mi anacronismo, se me olvida que, con la llegada de la telefonía móvil y las redes sociales y demás, se ha ido disolviendo el compromiso del "Tenemos que hablar". Se me olvida que ya no es un evento de dimensiones astronómicas; que basta responder muy rápido "sí, sí", o contar un chiste y cambiar de tema, o mandar un wasap con un meme mítico a esa persona que tienes al lado. Que, acostumbrados a mandar mensajes continuamente, hemos hecho de la escritura conversación (un toma y daca de mensajitos inacabados, inacabables).
Algunos aún tienen la tentación de detenerse a decir lo que realmente quieren decir, y entonces lo escriben con cuidado: el desolador "A quien corresponda" de las instancias oficiales; el "Queridos Reyes Magos" (a ver si consigo que no me traigan carbón); el CV o la carta de presentación (a ver si consigo trabajo, o una beca, o unas prácticas)... Otros delegan ese trabajo en un profesional, como hacen con el escriba más importante de Europa, ése a quien encargan grabar el nombre del equipo campeón de la Champions en la copa a pie de campo. O en un notario. O al periodista de esquelas. Sí, pronto a los espectadores del 1P/Halley sólo nos quedarán copas, testamentos, esquelas, epitafios.
A mí, por ejemplo, me encargan cartas de presentación aunque no soy presentador, y sufro mucho escribiéndolas. A veces me dan ganas de darle al epitafio (y a las copas). Una vocación creciente en la escritura, tal vez, porque queda al margen de la conversación. Uno escribe desde otro tiempo, otros aún leen en piedra (generalmente) y hay algo trascendente cuando se pasa el dedo por un "Sit tibi terra levis" (Que la tierra te sea ligera).
Eresfea, te estás columpiando. No, no... Para que veáis que no me han hecho efecto las copas de cerveza, aquí va uno bueno para un amigo que también se columpia entre el XX y el XXI:

Aquí yace P., el hombre que leyó Streptease y no vio la película.

sábado, agosto 22, 2015

Perdidos

Cuando lo perdimos en la niebla, le dimos tiempo porque se suponía que él era el experto en la montaña. Luego nos apuramos, sacamos la brújula y alguien tuvo la ocurrencia de que nos colocáramos las linternas frontales como si fueran luces antiniebla. Nos abrimos en abanico manteniendo el contacto visual entre nosotros. Empezamos a gritar su nombre más y más fuerte. Pronto lo dejamos en vocales abiertas: ¡oeeeeh!, ¡aaaah! Hasta quedarnos sin voz.
Él se hizo el encontradizo a unos metros del refugio. No teníamos ni fuerzas para el reproche, sólo le dijimos:
-¿No nos oías?
-Apagad las frontales, que os vais a quedar sin pilas -respondió.
-¿No nos oías? -insistí.
No respondió, y comprendí el reconocimiento implícito en su silencio: sí que nos había oído.
Me tocó sentarme frente a él en la mesa y pasé buena parte de la cena mirándolo, a la espera. Sorbió la sopa indiferente, como si no fuera con él la cosa. Pero con el estofado de carne me lo confesó:
-Os oí.
-¿Y por qué no respondiste a nuestras llamadas?
Se mordió el labio y demoró la respuesta el tiempo justo para que descubriera su vanidad: él era el experto en la montaña, se había perdido y nuestros gritos lo habían guiado. Y le había bastado no responder a nuestros gritos para cambiar las tornas, para que fuéramos nosotros, los siete, los perdidos.
-Los que gritan están perdidos.

lunes, agosto 17, 2015

Las yeguas también hacen pilates

Fotografía de Pilar.
Ved, ved, cómo se cuida la yegua. ¿Me creeréis si os digo que giraba pendularmente y mantenía la postura más exigente para los cuartos posteriores?
(Que una se queda muy tiesa criando futuros filetes, mortadelas o cecinas).

P.D.: Cerca de Eguzkiko Muñoa, 11 de agosto de 2015.

jueves, agosto 13, 2015

Conceptos seteros II


Rodal (acepciones  1, 2 y casi 3).
Corro (acepción 3).
Descubierta (casi acepción 10).
Navaja. Extensión corporal del setero para entablar Encuentros (micológicos) en la tercera fase. Creedme, no sirve la acepción 6 de la RAE. 

P.D.: Este agosto he vivido un salto en el tiempo, del 2015 al 2006.

Golpe (veraniego) de hongos

Nacimiento. Primer honguito avistado del golpe de hongos veraniego. A decir de la comadrona satisfecha, salió sin fórceps. Fue el 5 de agosto, fue en hayedo navarro, fue en... Pero, ¡bah!, qué voy a decir que no sepan ya las multitudes micobuskalaris que acudieron al bosque el fin de semana del 8 y 9.
Agudeza visual: ¿cuántos Boletus aestivalis ve en la imagen?
Existen otros Boletus. He aquí una familia de luridus.
Y aquí unos erytropus, que no consumo por arraigo cultural. La tradición micófaga vasconavarra (hasta el jardín español del Roncal) los desprecia, a pesar de que son de buena calidad. Un año de estos llegará la micorrevolución francesa y...

viernes, agosto 07, 2015

Arriel (2 822) de domingo



El 2 de agosto hubo una romería improvisada a Arriel. No exagero si digo que ascendimos el pico más de 50 personas. Patxi y yo habíamos dormido en el refugio de la Casa de Piedra y partimos a las 8,10 de La Sarra, en el primer turno, como quien dice. Íbamos ocho montañeros, de dos en dos, manteniendo las referencias, calculando los ritmos y respetando las distancias de los otros. En cada parada, había un relevo, un "hasta luego" que se vería repetido.
Era el día perfecto para subir el Arriel, y muchos lo sabían. Cercanos al collado de Soba, nos encontramos con el grueso (no me refiero al montañero gordo) de la romería. Lo que en las ciudades se llama "ambiente" por no decir mucha gente. ¿Procedentes del trencito de Artouste, o del refugio de Arremoulit? Pasamos del "hasta luego" al bonjour, bonjour (me pareció ver a Astérix); en cualquier caso, todos compartíamos aquello del destino manifiesto. Ante nosotros se alzaba la pirámide de Arriel. No es de extrañar que reúna a tantos montañeros un domingo de verano soleado: las vistas son espectaculares (Lurien, Palas, Balaitús..., los ibones), la subida aérea tiene su puntito de emoción y los más imaginativos pueden encontrar hasta un pasito de Mahoma casi en la cumbre (una imitación a escala del del Aneto). La cima no defrauda.

Nosotros postergamos el destino cuanto pudimos. Y tampoco en eso fuimos originales. En la previa de enfrentar la trepada final, en el collado entre el Petit Arriel y el Arriel, los grupitos repostaban.
En el tramo final, formamos un grupo ascendente con la pareja Loli y Jesús, y llegamos a la cima. Unos apoyando una mano, otros dos; todos satisfechos.
Pensábamos bajar a La Sarra por el paso de Orteig, Arremoulit y arrieles; pero también pensamos en el viaje de vuelta con el Forfi y volvimos sobre nuestros pasos.

jueves, agosto 06, 2015

Escuellas (2 507)



Patxi y yo salimos como pistards desde el aparcamiento de la pista de Ripera hasta la senda (hitos y Dedo de Dios) que sube por el barranco de Laulot. Visitamos el nuevo (2014) refugio de Yenefrito (con porche y chimenea) levantado cerca del destruido hace poco más de un año. Una vez allí, no ascendimos por la normal hacia Escuellas. Estábamos de reconocimiento y hay cosas que no se ven en los mapas: las cerezas casi pasas, diminutas y exquisitas, que colgaban de las ramas de los cerezos en la orilla de la pista; las moscas que compartimos con el ganado, pesadas a pesar de su ligereza; los efectos sedantes de la leche de yegua; la abundancia de cernícalos; el lugar preciso de las antiguas minas; una cueva... Además, nada mejor que tomar el camino de Caperucita (el largo) y dar toda la vuelta a nuestro objetivo.
Así, salimos un poco más arriba del collado de Chornaleras, identificamos proyectos de ascensión futura (Mallaruego, Ferreras, Baldairán...) y subimos por la una canal con hierba (I y II) en dirección noroeste. Alcanzamos la Punta de Sabuco (2 427) y, ante la cima cercana, nos bajamos unos metros hacia el sudoeste para tomar una huella (más de ovejas que de montañeros) que se perdía en un estrato rocoso en el que se adivinaba otro color entre las calizas. Y así fuimos contorneando la cima a medida que subíamos. Al final, una pendiente fuerte (hay tres canales de acceso y tomamos el último) nos colocó en la cima larga de Escuellas, con tres (¿o eran cuatro?) jorobas marcada con hitos.
La vista de la rinconada del Verde y del paredón de Tendenera y Sabocos es excepcional. Improvisamos y bajamos por la ruta normal, la corta (la del Lobo feroz); primero, unos hitos al nordeste; después, un canal como punto débil de la pared que rodea casi toda la montaña de Escuellas. De nuevo fuimos señalados por el Dedo y, de nuevo como pistards marchamos al coche.

P.D.: Dos pruebas para los incrédulos que necesitan ver.
1º Prueba visual. El Dedo de Dios señalando el camino.
2º Prueba visual: obsérvese el efecto sedante de la leche de yegua.




miércoles, agosto 05, 2015

El tesoro de los Cantharellus cibarius (y navaja ad hoc)

Los Cantharellus cibarius brotaron de nuevo, refulgentes, en los hayedos de Aralar después de dos tormentones que cerraron tres semanas de sofocón y sequía.

Fotografía del 23 de julio.

martes, julio 28, 2015

La Chorrota del Aspe





La Chorrota del Aspe, la chorrota, como decíamos abreviando el 19 de junio Ángel, Patxi y yo, es uno de esos lugares de los Pirineos que generan extrañas filias (y fobias). Y fue el atractivo de un descenso tras la ascensión frustrada a la Llana del Bozo desde Candanchú (por los Calcinares, los lomeros de Esper...). La nube densa y ascendente del norte cubrió la cima y nos cubrió a nosotros. Así que almorzamos en el puerto de Aísa y bajamos por el barranco de Aspe.
Las rocas estaban resbaladizas en los pasos más complicados de la chorrota o, más bien, los pasos se complicaban por el peligro del patinaje (poco artístico); y, nada más entrar en Francia, la salida hacia la GR11 tiene varios desprendimientos crecientes en el barranco, esas mordidas de la erosión dificultan un poco más cada año el acceso a la senda de la GR11.

domingo, julio 26, 2015

Pico Gaurier (2 906)

Gaurier desde los ibones Altos de Campoplano.
Ruta pedregosa hacia el collado entre Gaurier y Piedrafita y zona de cresteo esforzado.
Cima de Gaurier (con hambre de montaña) ante Llena Cantal y Tebarray. Gracias, autodisparador.

video
Un regalo para los coleccionistas de perpectivas: Vignemale, el peñasco "enano"/sur del Gaurier, Infiernos, Piedrafita, Tebarray, Llena Cantal, Frondellas y Balaitús, Cambalés, Pequeña Facha, Gran Facha y Punta Zarre.

Pedí a Javier, del refugio de Respomuso, indicaciones para subir a Gaurier. Me dijo que no lo había subido, que su padre (Ursi) recomendaba subirlo por la otra vertiende la de los Azules (ibones). Pero la semana pasada había hablado con Pepe, del refugio de Bachimaña, y me había dicho que esta vertiente hacia el ibón de Campoplano era muy bonita. Así que salí de "descubrimiento"en san Cristóbal (10 de julio).
La ascensión al principio se comparte con la clásica ascensión al collado de la Facha, pero en el cruce con un arrroyo, antes de empezar al rampa definitiva a los ibones de la Facha, se toma a la derecha la ruta marcada con hitos hasta los ibones Altos de Campoplano. Luego la intuición montañera y unos pocos hitos guían por un camino con bastantes rocas, sobre todo en la lotería del tramo final (me tocó la pedrea...) hasta un collado (hito) que separa o une Gaurier y sus vecinos Piedrafita y Llena Cantal. Aquí cometí el segundo error del día y, aunque prometo que no cantó el gallo, sí que me puse gallito y me lancé a crestear. Fue una sucesión de trepadas y bavaresas para llegar a la cima. Y, en la "cima", el tercer error del día: el pico tiene un gemelo norteño, un adosado ahí, al lado, con su hito y ¿un metro más? Me asomé a un cortado que me pareció ya demasiado (estaba cansado de trepar y no me apetecía destrepar). Contorneé la primera cima y llegué a la verdadera cima del pico Gaurier. Ahí descubrí mi primer error: había olvidado la comida en la taquilla del refugio de Respomuso. Sin embargo, a partir de ese momento, las cosas fueron mejorando gradualmente: pasé a la falsa cima gemela sin dar la vuelta (subir siempre es más fácil); descendí unos 80 m (hitos que atribuyo a Pepe) hasta alcanzar la altura aproximada del collado y fui bordeando con cuidado la ladera de la montaña entre viras y algunos gestos de equilibrista; desde el collado bajé rápido; en el refugio me reencontré a la hora de la merienda con mi almuerzo, añadí una jarra de cerveza y soporté -estoico- la espera hasta la cena.

P.D.: Hasta los ibones altos de Campoplano, la excursión merece todos los parabienes imaginables. Y, desde allí, la opción de la Facha, o del Pico Campoplano, o el paso por la Forqueta hacia los Pecicos abre muchas posibilidades para futuros "descubrimientos". Me parece, además, que se podría atacar (sin violencia) Gaurier por la izquierda, por el barranco entre Punta Zarre y Gaurier.

sábado, julio 25, 2015

Frondella (más o menos 3 060)


El 9 de julio subí solo a Frondella, por la vía más directa que parte del refugio de Respomuso. Iba dispuesto a meter manos en la ascensión, pero en el refugio me dijeron confianzudos que se subía andando. Luego preguntaron: "¿Llevas crampones?". Llevaba, y los usé en una pala, después de la pedrera ingrata a la derecha del contrafuerte Ledormeur. Me quité los crampones y opté por trepar (I+ II...) a la izquierda de la empinada canal de acceso (aún con nieve bastante dura). Salí a las Frondellas, que son varias, y en la cima más alta miré mi altímetro deseoso de llegara a una conclusión en el misterio del sube y baja de la altitud de esta cima. Alpina da (Panticosa Formigal, 1991) 3 069 metros; Angulo, tres años después, la eleva hasta los 3 071 (Pirineos II, 1994); Alpina la vuelve a encoger (Valle de Tena 2008-2009): 3 049. Mendikat da 3 060; y la conclusión es que mi altímetro tiene la fiabilidad de una patata.
Bajé después a los Arrieles (ibones) y, por la ruta de la tubería que "mantiene" la altura, volví al refugio.

Buzón pioletero de Frondella.
Y ésta era la panorámica de un jueves desde la cima:

video



domingo, julio 19, 2015

Peña de Xuans (2 838)

Vista del Serrato y de la Peña de Xuans (el obús de la derecha), cuando el sarrio nos chistó. 
Cambio de perpectivas. El 5 de julio miramos desde la ladera del Garmo Negro hacia la Peña de Xuans. El 6 de julio alcanzamos la cima de la Peña Xuans. Tiene un par de pasos I o I+, hay que apoyar mano(s), con algo de roca descompuesta. Pero es una montaña secundaria preciosa.

Vistas casi desde la cima de Xuans, ante Labazas, Baciás, Tablato Piniecho...

Aguja de Pondiellos (3 011) y Garmo Negro (3 051) desde Bachimaña

Subida final al Garmo. Se trepa (aunque parezca inverosímil) con facilidad por la izquierda del estrato marrón alineado verticalmente con el montañero.
En plena trepada, con la Aguja de Pondiellos cercana.
La mayor parte de la gente sube a Garmo Negro por la normal, desde los Baños de Panticosa; algunos, desde el mismo punto de partida, llegan al collado de Pondiellos, desde donde, tan rampantes, acceden a la Aguja de Pondiellos y al Garmo. Esta segunda opción es una ruta preciosa, que mejora si se parte desde el refugio de Bachimaña (se ahorran unos cientos de metros de desnivel). Los guardeses del refugio marcaron con hitos el recorrido y merece la pena seguir ese intento de senda, que, pasando por el ibón de Arnales, enlaza con la subida normal a Garmo por encima de la Mallata Alta.
El domingo 5 de julio de 2015 disfrutamos de muy buen tiempo.
Y, en la bajada, nos chistó un sarrio provocador.

 P.D.: Qué recuerdos.

sábado, julio 18, 2015

El momento de las flores

Las Malloas de Aralar en flor, el 7 de junio de 2015.
Asun, Lourdes y Patxi bajan entre los Chaerophyllum hirsutum (¡hala!). A veces el cuándo y el dónde encajan maravillosamente. Durante una semana al año, al final de la primavera, se puede bajar (o subir) entre las flores a Hirumugarrieta, por Larremear.
Y ahora, desde el verano y por obra y gracia de Wikipedia, conozco un montón de nombres para el latinajo de las flores: cañavera, cañuelas, cerofolio salvaje, gibláncano, gilbotes, perejil, perejil bravo, perejil de burro, perejil loco, perejil silvestre, perifollo, picos ásperos, silbatos. Me quedo con cerofolio.

viernes, julio 17, 2015

La Virgen y los Infiernos: cima de la Facha (3 005)


Sábado 4 de julio de 2015. Este verano, la figura de la Virgen de Lourdes de la hornacina de la Facha es de plástico (antaño era de escayola).

P.D.: Para el ascenso por el sur sobraban los crampones.

jueves, julio 16, 2015

Alondras (en el suelo)

Polluelos de alondra hambrientos.
Viajo vertiginosamente por la memoria hacia los orígenes del entusiasmo micológico, hacia las primeras setas. Estoy llegando al comienzo... Recuerdo rovellones (Lactarius deliciosus) a espuertas en pinares talados hace tiempo, y los Suillus luteus (que yo, ¡ay los latinajos!, llamaba esponjodium); recuerdo gigantescos Agaricus macrosporus de junio asados a la parrilla; Boletus edulis y Amanitas caesareas en abundancia; las Armillaria mellea en un jardín del colegio; Cantharellus cibarius entre hayas; recuerdo las setas de chopo (cuando eran Pholiota y no Agrocybe aegerita) de un tocón cercano a una huerta, que un buen hombre regaba para mí; y, al principio, setas de cardo (Pleurotus eryngii). No, ni siquiera setas, una seta de cardo chuchurrida. Entonces recuerdo que antes, en verano, también buscaba por ese mismo suelo de la seta de cardo. Nidos de calandrias y totovías. Y pienso en que mi padre optó por el suelo porque era más fácil enseñar al niño los nidos que en los árboles o los arbustos.
Y por eso, el 30 de mayo de 2015, más de cuarenta años después, es tan fácil encontrar los nidos de alondra en Aralar, también en el suelo, cuando se buscan perrechicos o senderuelas.

miércoles, julio 15, 2015

Punta Escarra (2 751)

Desde la punta Escarra, con la mirada puesta en el ibón de Bucuesa.
El último día de la primavera, Ángel, Patxi y yo ascendimos a la Punta Escarra desde Canfranc Estación. Después fuimos al refugio de Ip a dormir. Esperábamos estar solos y nos juntamos diez montañeros.

Pala de Ip (2 779) y la tentación del descubridor con cámara de fotos

Tramo final de la Pala de Ip.
INTRODUCCIÓN
Seguro que conocéis a alguien con el gustillo del descubridor. Es algo natural en los niños, quizá porque forma parte del juego del aprendizaje de la vida. Cuando uno descubre algo, no importa que todos lo conozcan a su alrededor. (Recuerdo mis electrizantes descubrimientos del enchufe o de las tripas de la nevera). Al niño que fui (que sigo siendo) no se le pasó por la cabeza que otros ya supieran que no convenía meter los dos dedos en esos agujeros o que la comparación entre el arpa y el entramado de la trasera de una nevera terminara con un improvisado pelo punk. El caso es que ese egoísmo descubridor se extiende a lo largo de la vida: descubre uno el amor, la muerte, la paternidad o la maternidad, el desodorante..., como si nadie antes hubiera pasado por esos trances.
Abundan los descubridores espaciales (en la Tierra) y pedestres. A mí me pasa. En cuanto creo que tengo más o menos dominado ese egoísmo del descubridor viajero, encuentro una montaña, un rincón, una senda... y brota la tentación descubridora (con tanta facilidad) y necesito dar la buena nueva. Todos habéis conocido la emoción de alguien que os cuenta no sé qué de París, o de Moscú, o  de Río de Janeiro, como si fuera Colón o el doctor Livingston (supongo). Y esto me hace pensar en la cara que pusieron los indígenas cuando vieron a ese tipo en la playa descubriendo su isla y, por extensión, un continente. Recreo esa imagen del cuadro o de película con un Colón y un grupito de elegidos de la tripulación (para el cuadro, para la película). Colón arrodillado en la playa, un fraile (el único cuyos hábitos no pasaron de moda), unos soldados con casco, el pendón de Castilla... Y los indígenas, fuera del plano, preguntando: "¿A ver, piltrafilla, que tú has descubierto qué? Anda, aséate un poco, que hueles a pince".
O cuando se descubrieron las cataratas Victoria. (Siempre he imaginado a unos pescadores recelosos mirando a de soslayo a Livingston: "¿Qué se le habrá perdido a ese pálido por aquí?").
Así que trato de dominarme con los escenarios, los paisajes, las rutas. Pero entiendo que ahora el descubrimiento, en parte, es como antes: no tanto encontrar algo nuevo, sino encontrar algo nuevo para muchos que no lo conocían. O sea: mostrárselo a los demás. Y ponerle un nombre nuevo. Colón fue descubridor cuando volvió al reino de Castilla y se fue a Barcelona para celebrarlo. Livingston, cuando salió en la prensa. O cuando (este tipo de cosas que se aprenden en las películas) se lo reconoció la academia de turno británica de Su Majestad Imperial y pimpampún.
Resumiendo: el descubrimiento geográfico es algo íntimo (como el descubrimiento infantil), algo que se hace público a mucha gente que no lo conocía (¡tan fácil hoy gracias a la popularidad de la ignorancia y a los medios digitales...!), y algo a lo que se pone un nombre nuevo.
(Confesión. En una escala infinitesimal, he padecido ese triple regusto descubridor en las Malloas de Aralar. Afortunadamente, vino el señor Juan Mari Ansa a ponerme en mi sitio con la publicación de Las Malloas de Aralar).

EL ASUNTO
El domingo 21 de junio, Ángel, Patxi y yo estuvimos en pala de Ip, y en Tronqueras, y en Moleta.
Ya tienen nombre, me dije para mis adentros. Domina ese impulso romántico que te lleva a sumar el momento (el momentazo) y el lugar, para caer en la tentación del descubrimiento egoísta. Y, ya de paso, recuerda que estuviste aquí otras veces, en otro tiempo, y sin cámara de fotos.

martes, junio 30, 2015

Hongos de verano (Boletus aestivalis) navarros adoptados por un guipuzcoano

Fue el jueves 23 de junio de 2015, fue en... (Navarra).
Zizas (Cantharellus cibarius) infiltradas en el golpecillo veraniego.


P.D.: EGR (El Guipuchi Robasetas), feliz.

viernes, junio 05, 2015

Gesto de verano, gesto de invierno

Calor, calor, calor..., con bochorno. Y la gente camina pesadamente, chancleteando, con las gafas de sol.
Frío, frío, frío..., con nieve. Y la gente camina pesadamente, con las raquetas en los pies, con las gafas de sol.
Caminan..., pesadamente..., con las gafas de sol.
Nihil novum sub sole.

miércoles, mayo 27, 2015

El blanco ya no está solo en Orexa

Resultado de las elecciones municipales 2015 en Orexa (Guipúzcoa).

Copio de El País o de El Diario Vasco.
Votantes 91. Participación 100%. Abstención 0%.
EH Bildu 72, 80%.
Nulos 1, 1,1%.
Blancos 3, 3,33%.

No me salen las cuentas. Copio del Departamento del Interior:

MUNICIPALES 2015 |Municipio: OREXA

  • % Escrutado: 100,00
  • Censo:91
  • Votantes:91 (100,00 %)
  • Abstención:0 (0,00 %)
  • Nulos:1 (1,10 %)
  • Blancos:3 (3,33 %)
  • Votos a candidaturas:87 (95,60 %)
Nº de escaños a repartir: 5
Fuente: Departamento del Interior
CandidaturaColorVotos% VotosEscaños
Logotipo de EH BilduEH BilduColor leyenda de EUSKAL HERRIA BILDU7282,765




















Pero está claro que el blanco de elecciones anteriores ya no está solo en Orexa.