jueves, junio 22, 2017

Palabresco: palabras vaciadoras

"Las palabras son por naturaleza neutras e indiferentes. Es de su contexto de donde sacan lo más vivo e intenso de su carga emocional", escribió Leys, que las comparaba con los colores y citaba a Delacroix: "Dadme lodo, haré con él carne de mujer de un color delicioso, con tal de que me dejéis elegir los colores que aplicaré alrededor".
Fruto de esa neutralidad, de esa indiferencia, de ese contexto, también pueden sacar lo más exánime y mortecino; dicho de otra manera, creo que también hay algunas palabras decolorantes, vaciadoras.
"Tienes que cambiar el...", me dice alguien. Alguno dirá que es una manía, que a ver si cuando dicen  Chipre escucho sólo re, o cuando dicen chipirón, oigo "irón". No, no tengo problema en escribir o decir chip.
-Chip, chip, chip.
Pero si me dicen que tengo que cambiarlo (se entiende qué) para referirse a mi carácter, a mi modo de comprender las cosas... ¡Ay! Desconecto.
En ocasiones no es ni siquiera el contexto de la palabra, creo que todas las personas cuentan con al menos una palabra que provoca una especie de vacío mental, que les deja en un trance de gallina hipnotizada; apenas uno, dos, tres segundos Hasta que recuperan el sentido.
"Ello". Estoy convencido de que con algunas palabras concretas sucede lo que con esos héroes solitarios capaces de rodear al enemigo. Cada vez que escucho el "ello", se abre un hueco succionador de palabras, un agujerito negro y léxico. Luego, cloqueo y vuelvo.


miércoles, junio 21, 2017

Cueva de Lareo

Cueva de Lareo, en el Aralar guipuzcoano.

A veces estar contra la pared no supone estar castigado, acorralado o acosado, puede ser un gesto de curiosidad.

martes, junio 20, 2017

Buitres leonados en la cima de Sastarri (995)


O como diría otro: buitres guipuzcoanos. Sábado, 17 de junio de 2017.

viernes, junio 02, 2017

Lema para la escritura (de ficción)

Escribe algo que sólo puedas escribir tú.

jueves, junio 01, 2017

Kurutzeaga (1 308)

Las Malloas desde Kurutzeaga. Fotografía de Pilar.
Desde la cima de Kurutzeaga, ya sin cruz y algo desplazada de las rutas más frecuentadas de las cimas de las Malloas, siempre me fijo en los restos de ese murete del collado de Arruta. (Esa línea de piedra de la pradera en la margen izquierda de la fotografía). Por alguna extraña sinapsis, esas piedras alineadas me hacen pensar en muros defensivos de los romanos... Aquí supongo no se quería frenar a germanos o pictos, quizá bastaba con que no se enriscaran las ovejas.
Fue el 14 de mayo.

Ezkaurre Txiki

Hacia el pequeño valle colgado de Bainés.
El macizo de Ezkaurre ofrece muchas posibilidades montañeras más allá de la cima lunar con acceso balizado por la GR 11 o por la Camille Extreme (por Berroeta). Quitando a los huidizos buscadores de perrechicos en mayo y junio, apenas se ven montañeros y la manada de sarrios es numerosa.
El sábado 20 de mayo ya bajábamos hacia Belabarce, después de cimas y contorneos fuera de senda por las calizas del macizo de Ezkaurre, y así pintaba el paisaje hacia las campas de Bainés, ante el panorama de Otsorrigañe, Baracea, Kartxela...

lunes, mayo 29, 2017

Petrechema (2 371) en el menú

El domingo 21 de mayo, Pilar, Ángel y yo pusimos en el menú montañero la cima de Petrechema (2 371) con subida por las Foyas del Ingeniero hacia el collado de Petrechema y desde allí a la cumbre. Desde la altura contemplamos verdes dignos de ensalada y las pinzas calizas de langosta más famosas de los Pirineos (Ansabère).
Bajamos por la normal, al collado de Linza y al punto de partida en el refugio de Linza.

miércoles, mayo 17, 2017

Iris spuria

Fotografía de Pilar.
La mirada reposada ante este lirio (Iris spuria) vaga por la geometría, el color, la perspectiva, la posibilidad del lenguaje de las flores... Y quizá  hasta haya quien evoque a uno de los primeros influencers de la alta costura (Mt 6: 28-29).
(¿A quién se le ocurrió llamarlo "spuria"? ¿Bastardo, ilegítimo, falso?).

sábado, mayo 13, 2017

Pichones de tórtola turca

Tórtolas turcas, San Sebastián, 6 de mayo de 2017.
Hace 57 años que las tórtolas turcas llegaron al norte de España, a la patria de Don Pelayo. De niño las identifiqué con las palomitas de los magos, después con la versión confiada y urbanita de las tórtolas "de toda la vida", las de campo, esas recelosas, resabiadas... En fin, que la invasión turca ya vuela más allá de los jardines y ha convertido en "europeas" a las tortolillas autóctonas, cada vez más escasas.
Las de la fotografía están (siempre dos pichones en una broma de nido) a punto de abandonar esa plataforma de ramitas y caca, sobre un ciruelo rojo, en la calle Isabel II de San Sebastián (frente al más márvel de todos los comercios del barrio de Amara).

jueves, mayo 11, 2017

"Curvas peligrosas"

Balizado en la senda del camino de Minas, Aralar. Fotografía de Pilar.
Quizá porque algunos pedalean por lugares inverosímiles o porque muchas sendas montañeras se han reconvertido en rutas de corredores..., pero el caso es que el balizado en los caminos de la montaña ofrece nuevas posibilidades. Aquí traigo una prueba: las curvas peligrosas anunciadas en la zona del zigzag más empinado por el barranco de Arritzaga, entre la borda de Anduitz y las antiguas minas de cobre de Aralar.
Fue el 29 de abril de 2017, de camino a Egurtegi (1 320).

(Ya sé que muchos pensabais en otras curvas...).

sábado, mayo 06, 2017

¡Vaya cardo!

Cardo (Cirsium vulgare).
Cardo: "2. m. coloq. Persona arisca. m".
Más allá de un rasgo predominante del carácter, en España se llama cardo (sin distingos de género) a la fea y al feo. Oído atento a: "¡Qué cardo!", "¡Vaya cardo!".
La primavera, entre tanto, avanza.

viernes, abril 28, 2017

Cruz del Castillo (1431), Peña del León (1392) y San Tirso (1333)

Vista de la cresta desde la Cruz del Castillo (la cruz, creedme, es el apostadero del fotógrafo).
Más allá del Paso del Toro, la senda ofrece la emoción laberíntica del boj y el asomo a la cresta.
Avanzamos hacia la Peña del León.
Vértice y buzón de Peña del León.
Vista de Peña del León a toro pasado... Y del Castillo, al fondo.
Buzones de San Tirso.
Fuimos Pilar, Patxi y yo, desde Villafría. Fue el miércoles 19 de abril

Para la gente de poca fe, aquí está la cruz citada al pie de la primera fotografía.

domingo, abril 23, 2017

Garmo Negro (3 051)

Últimos pasos en Garmo Negro, 16 de abril de 2017.
Vía normal desde la Casa de Piedra (Balneario de Panticosa) a Garmo Negro.
Excepcional porque, desde la Mallata Alta, la nieve blanda y el calor convirtieron la ascensión en una sudada. En la cima se podía descansar en camiseta.

viernes, abril 21, 2017

Errialtabaso (1011) y Leungana (1008)


Las cimas de Untxillatx, Alluitz, Amboto, desde Mugarrikolanda.
El 11 de abril, Patxi y yo completamos un recorrido pendiente que se convirtió en una ruta trampa, por el desnivel acumulado con el tobogán. Salimos de la ermita de S. Lorenzo (200) en Mañaria (Vizcaya), teníamos el objetivo de las cimas de Errialtabaso y Leungana.
Subimos hasta el collado de Akalarra (750) y desde allí nos metimos en la depresión de Artzate (690) pero, en vez de seguir la senda balizada de la PR BI 83, pronto nos animamos a seguir la ruta alternativa señalada con un poste que, por lapiaz sembrado de hitos, nos llevó primero a Nebera (984) y, por fin, a Errialtabaso (1011).
Descendimos al oeste para caer de nuevo a la ruta PR BI 83 y, por pista vertiginosa bajamos al collado de Olarreta (635), con un poco de tobogán (690) llegamos a Eguengana (680) y subimos después a la cima de Leungana (1008) y a la cercana Artatzagan (996). Desde allí descendimos al collado de Mugarrikolanda y correteamos con los frenos calientes cuesta abajo (pista empinada) hasta Mañaria.
Café en el U2 y vuelta a S. Lorenzo.

Buzoneo montañero:
Nebera, o Neberazarra o...
Errialtabaso o Arrialtabaso o Arrietabaso o Errellatabaso o Kanaleko o...
Leungana o Leungane. 
Artatzagan o Artzetagan o Artatxagane o...




jueves, abril 20, 2017

Huevos de zorzal

O de malviz.
Primavera, 9 de abril.

miércoles, abril 19, 2017

Iraule (1511), Arbelaitz (1506), Kantuzulueta (1410), por Sakon Aundi

Penúltimo esfuerzo en Sakon Aundi
Llegada a Arbelaitz, al fondo Aitxuri.
El corredor de Sakon Aundi que da acceso al macizo de Aizkorri está "repintado" con círculos rojos desde el 9 de abril. La senda o huella de subida, muy empinada desde las campas de Itzubiaga (a 960 m de altitud), sigue el borde oriental de un abetal (extremo derecho de la imagen), atraviesa una franja de hayedo y sale por fin a esa hondonada colgada que da nombre a la ruta. Allí la pradera aún pelada permite optar por la salida entre Iraule y Arbelaitz (la balizada) o al paso entre Aitxuri e Iraule, que tomamos Pilar, Ángel y yo.
Ascendimos a Iraule (1511) y a Arbelaitz (1506), donde almorzamos en un balcón al norte con un Perfume de Sonsierra. De propina, añadimos Kantuzulueta (1410) y, antes de llegar a Andraitz, improvisamos un descenso sin demasiada exigencia enfilando hacia el noroeste hasta la fuente por debajo de la cota del paso de Igoate. Allí volvimos a la pintura de puntos, los amarillos de la maratón montañera, hacia Intzuzaeta, que dejamos para bajar por la pista de la ladera sur de Oazurtza y volver al punto de partida en el apeadero de Zegama.

miércoles, abril 12, 2017

Polluelos de mirlo en el nido

Fotografía de Pilar.

Eran cuatro, aunque se vean tres cabezas; era el 9 de abril y Domingo de Ramos en Otzaurte, Guipúzcoa.

lunes, abril 10, 2017

Murciélago entre excéntricas

18-III-2017.

El murciélago de herradura colgado entre excéntricas (estalactitas) que, como dicen del gallego en la escalera, nunca se sabe si suben o bajan.

viernes, abril 07, 2017

Semana Santa en las praderas

Fotografía de Pilar.
 Que sí, que matacandil, cebolla de lagarto, hierba del querer, cebollica de milano, lloricas o hierbas de los amores son nombres como para elegir; pero el Muscari neglectum, en España, evoca la Semana Santa: nazarenos, penitentes, piececillo de Nuestro Señor, clavos de Dios.

jueves, marzo 30, 2017

Mirlo hembra en su nido

San Sebastián, Guipúzcoa, 29-3-2017.
¿La hembra del mirlo también se sumó al postureo o resiste sin parpadear ante el objetivo para no dejar a sus polluelos recién nacidos?

miércoles, marzo 29, 2017

La nieve resbalada y resbaladiza


El 26 de marzo, en un recorrido improvisado paso a paso, Pilar, Susana, Ángel, Ricardo y yo descartamos varias rutas balizadas hasta llegar al pie de Urrabiatza, en Aloña, y enfilamos por la ladera nordeste hacia la cima. Una directa. Desde abajo se veían algunas calvas en el manto blanco, unos mechones de hierba aquí, unas rocas allá... Pero la perspectiva se reveló engañosa en el ascenso, cuando subir se convirtió en mejor opción que bajar, cuando se evidenciaba que la "nieve resbalada" suena hermosa en los versos ("Tu pensamiento es nieve resbalada/ en la gloria sin fin de la blancura"), pero (¡ay, Federico García!) en la rampa era resbalada ¡y resbaladiza! Entonces los pensamientos se concentraron en el equilibrio y exprimimos el esfuerzo para salvar 100 metros de desnivel.
El viento del sudeste soplaba con fuerza en la parte alta de la sierra, cuando llegamos muy cerca de Urrabiatza, dejamos de lado (derecho) Harriurdin y emprendimos el camino hacia el collado de Biozkornia, en busca del socaire para el almuerzo tardío.

martes, marzo 28, 2017

Fresno con brote de luna

Eresfea también interpreta las témporas. Se anuncia una primavera lunática...

viernes, marzo 24, 2017

Penúltimas nieves en Alborta


El 4 de marzo de 2017 nevó lo justo para que subir a Alborta desde el entorno de Beluta pareciera una aventura. Quizá lo fue.

viernes, marzo 17, 2017

Murciélago poseído


La posesión merece añadir a sus muchas variantes (civil, civilísima, de buena o mala fe, de estado, natural... e incluso diabólica) ésta nueva: la digital. Ahí tenéis un murciélago de herradura poseído (digitalmente) a pesar de su letargo el 10 de marzo de 2017.

Palabresco: ascensor

¿Por qué la sinécdoque "ascensor" para el aparato que lleva a las personas de unos pisos a otros cuando  desciende tanto como asciende? De hecho, el botón del "ascensor" más usado es el 0 o Bajo.
(Para que luego digan que la fascinación por las ascensiones es sólo una manía de niños, montañeros y aeronautas...).

P.D.: La variante "elevador" insiste en el asunto y "montacargas" es casi una denominación ofensiva.


miércoles, marzo 15, 2017

Anuncios navarros del final del invierno 2017

Narcisos (Narcissus pseudonarcissus) en el  hayedo del Realengo en Aralar (10-III-2017) .

Narcisos enanos (Narcissus asturiensis) en el cresterío de Satrústegui (25-II-2017). Fotografía de Pilar.

lunes, marzo 13, 2017

Mangani, nivel medio

La mayor parte de la población española, ésa que sobrepasa los 40 años, guarda en el subconsciente la lengua tarzanesca de las salas de cine y de los sábados por la tarde en blanco y negro frente al televisor. Ellos saben que "¡Pachi, timba!" no es la invitación a un vasco para jugar al mus. Saben qué es "yuyu". Saben que "tántor" barrita y quiénes son los "gabonis"... Y nunca presumieron, nunca pusieron en un currículo: mangani nivel medio.

jueves, marzo 09, 2017

Idoitxiki (1 272), Satrústegui (1 204) y Vértice de Satrústegui (1 139)



El 25 de febrero fue un día luminoso en Guipúzcoa, Navarra, Vizcaya, Huesca, Soria... Desde la sierra de Satrústegui se veían el mar y el Moncayo, las montañas vizcaínas perfiladas con un detalle inusual, los Pirineos desde Ori hasta Collarada...
Caminamos de Irañeta a Ekai, y pasamos por Idoitxiki, Satrústegui y el Vértice de Satrústegui. La cresta, que hace unos años se estaba poniendo incómoda por la invasión del boj, ha mejorado gracias a la labor de triscado de las ovejas.

Tramo final de ascenso al puerto de Irañeta (desde abajo). Fotografía de Pilar.

Tramo final de ascenso al puerto de Irañeta (desde arriba). Con vista a la cueva.


sábado, marzo 04, 2017

Balerdi (1193)

El 18 de febrero volvimos a Balerdi.
Cresta de bajada a la cima.

Primer tramo del regreso visto desde el buzón de Balerdi.

Bajada de Artubi al collado de Astunalde, ante Oakorri.

viernes, marzo 03, 2017

Corredor Txurrumurru (y Erroilbide)

Hombre de rojo sobre fondo gris en el tramo final del corredor Txurrumurru.
El 19 de febrero dejamos el coche en el lado navarro del túnel de Aritxulegui y tomamos la senda balizada que contornea por el oeste a media altura las Peñas de Aya. Volvimos al lugar donde la semana pasada tomamos el "camino" de ascenso al corredor Bocamina. En esta ocasión íbamos con tijeras de podar y la ventaja de la experiencia en el primer tramo, a cambio la visibilidad era penosa en el tramo final por la nube baja. Dejamos la ruta de Bocamina a la izquierda y, por la derecha, fieles al corredor del paredón de Txurrumurru, emprendimos una ascensión muy empinada, por momentos con verdaderas chimeneas de hierba húmeda. Se apreciaban huellas de montañeros aquí y allá.
Al final del corredor, optamos por la tercera vía de subida (por la derecha) y salimos a la senda clásica de cresteo por las peñas (bastó un asomo para ver cercana la anilla de ascenso o descenso a Txurrumurru). Seguimos el tobogán hasta Erroilbide (832) y, desde la cima, bajamos (primero oeste, después sur) por la ruta balizada hasta Aritxulegui en el cumplimiento de una ruta asartenada (circular más el mango).

jueves, febrero 16, 2017

Corredor Bocamina

Bosquete de robles, ya fuera de camino balizado, ante la proa oeste de Txurrumurru.
(El título no se refiere a ningún atleta).
El 11 de febrero de 2017, en el entorno guipuzcoano de Peñas de Aya, fuera de senda, pero con algún rastro y aprovechando el bajón invernal de la maleza, subimos a Hirumugarrieta (809) sin correr, pero por un corredor.
Sea cual sea la cima que se elija en Peñas de Aya, la sensación montañera se eleva por encima de altitudes, y el corredor Bocamina extrema esa sensación por una ruta que ofrece un paraje solitario, pendientes exigentes y un entorno maravilloso entre peñas.
Desde Arditurri pasamos por Unaileku y alcanzamos la senda balizada que enlaza Aritxulegi con el aparcamiento del Castillo del Inglés (o viceversa), caminamos en dirección Aritxulegi por esa senda hasta llegar al barranco que en que desagua el arroyo estacional de la pequeña cuenca formada por Hirumugarrieta y Txurrumurru.
Empezamos a subir el corredor manteniendo el arroyo a la derecha de nuestros pasos, el rastro de las ovejas era más o menos evidente (unas huellas aquí, unas cagarrutas allá), dejamos atrás algunos robles, pasamos dos zonas que precisan apoyar las manos, y salimos a la altura por donde se puede bajar o subir (al norte) a la punta Rekarte por un pequeño barranco con algunos pinos. Un poco más arriba, ya por pradera, sin arroyo, con poca roca y ante el paredón de Txurrumurru, el corredor enfila hacia la izquierda (este) con collado a la vista y se deja a la derecha (sur) la posibilidad de ascenso al corredor Txurrumurru.
La ascensión es empinada, pero zigzagueamos un poco y salimos sin mayor dificultad que el esfuerzo al collado previo a la ascensión elegida, al norte: Hirumugarrieta. Tras la cima, repostamos un trago de agua en la fuente de la parte superior de la cueva de Juncal y, desde allí, descendimos por la ruta de la punta Rekarte, de nuevo hasta el camino que discurre a media altura por la cara oeste de Peñas de Aya. Lo abandonamos pronto para seguir la opción más directa de bajada a Arditurri por la ladera (balizada de blanquiverde) y volver sobre nuestros pasos hasta el aparcamiento de Arditurri.

viernes, febrero 10, 2017

Desde Aizkorriko mirando Adarra, Aballarri, Urdaburu, Peñas de Aya, Jaizkibel...

4 de febrero de 2017.
Le diré al diablo que no necesito que todo esto sea mío. Al fin y al cabo, ya tengo mis botas azules...

miércoles, febrero 08, 2017

Palabrista infiltrado: El músculo en la conversación

Existe el mito de que los hombres hablan de fútbol (deportes), mujeres, motores, videojuegos e, incluso, del tiempo (meteorológico) asociado a máximas y mínimas: calor y frío. En consecuencia, si quieres entrar en la conversación, si quieres captar su atención, ya sabes de qué debes hablar... Un ejemplo elemental y a la vez redundante sería el de la modelo, novia de una estrella del fútbol, que posa ligera de ropa pero, acalorada, suda la gota gorda arrojada sobre el capó ronroneante de un superdeportivo. (No establezcas relaciones entre el ruido del motor y el rock and roll, no preguntes por el videojuego). Sin embargo, a lo que pocos hombres occidentales "míticos" educados en la normalidad pueden resistirse en una conversación es a la poética de la anatomía muscular, al nombre propio de un músculo.
Di "cuádriceps". Di "tríceps". Di "bíceps femoral". (Oh, oh y oh).
Descubrirás el resultado aplicado de los preceptos de Santo Tomás de Aquino. Descubrirás que han inventado símiles para recordar esas palabras, que los han puesto en el orden adecuado, que los han retenido afectuosamente y, sobre todo, que han meditado en ellos con frecuencia. (A menudo frente al espejo).
Así se forja la memoria.
El nombre propio del músculo alerta la escucha masculina (cualidad a menudo abotargada del oído), es como el fuego para las bestias. Añade, como si fuera una especia, un sóleo o un gran dorsal en la conversación. Descubrirás, además, que al hablar de músculos se utilizan términos propios de la intimidad impensables para el fútbol (deportes), las mujeres, los motores, el frío o el calor. (No preguntes por los videojuegos). ¡Oh, trapecios!

sábado, febrero 04, 2017

Un sol y sombra, con nieve

Fotografía de Pilar.
La tarde del sábado 28 de enero, las nubes avanzan y crecen sobre Pallardi, Tuturre, Alborta...

lunes, enero 30, 2017

Paso del Oso

El paso del Oso, la gran ventana de Peñagujereada en la Sierra de Leyre, tiene dos puentes (alineados) de un ojo. Qué fácil es echar a volar la imaginación desde estos puentes...

jueves, enero 26, 2017

Palabrista en fuga: El pelo y su grosor

Habla del grosor de tu pelo (fino o grueso) cuando quieras escapar de una conversación.
Confía en que unos aparentarán que te prestan atención, intentarán meter algún mechón propio en la conversación e, inevitablemente, se elevarán como globos de fiesta por argumentos y anécdotas intrascendentes a propósito de longitud, color y volumen. (No esperes a que te recomienden un peluquero para escapar).
Otros, lejos de hacer algún juicio de valor, dejarán de prestarte atención. Escapa. (Entre los "otros" contempla la posibilidad de un calvo como compañero de fuga).

martes, enero 24, 2017

Sámaras

Promesa de semillas de arce menor al vuelo.

La democratización del rosco de reyes

No quiero pasar por futurólogo, ya es una realidad: el rosco de reyes rompió el marco temporal del día de reyes (6 de enero) y extiende para los españoles su presencia semanas antes y después de la fecha. Hasta no hace unos años, el rosco de reyes era algo que se llevaba a las pastelerías para el 4 o 5 de enero y que los yonquis de la repostería rebuscábamos aún el 7 y el 8.
(Hasta la expresión popular  "No comerse un rosco" reafirmaba una carestía que iba mucho más allá del bollo).
"¿Por qué venderlo sólo unos días de enero?", se preguntaría alguien; digamos un laminero, o un demócrata, o quién sabe si un emprendedor admirado por la relación entre el valor de sus ingredientes y el precio desorbitado de venta al público.
Si has aceptado la lógica de lo que vengo contando es porque ya tienes una edad para la comparación y, sobre todo, porque te gusta el rosco o roscón (ya sin "de reyes" en la república rosconera) y no te sobra el dinero. Que nadie se engañe, la privación de rosco durante unos 360 días al año correspondía a las clases bajas y medias, los privilegiados, los de la casta rosconera no tenían problema para encargar (y pagar) roscos cualquier día del año.
El caso es que se extiende en España este fenómeno de alargar lo que era propio de un tiempo o de ofrecer a todos (previo pago) lo que disfrutaban antes con discreción unos privilegiados. Eso ocurre con lo que gusta. Lo he visto en el fútbol, en los coches, en las vacaciones...
En España, desde que descubrieron que vivíamos con los biorritmos del fútbol, tenemos fútbol todo el año y en todas su modalidades imaginables: Liga, Copa, Champions, Mundialito, trofeos de chichinabo, fichajes de invierno y verano, posados de ropa interior, selecciones autonómicas... ¿Queríais fútbol? Descubriréis que el fútbol es laxante.
Habíamos oído que a los americanos (sinécdoque de estadounidenses) les gustaban los coches muy grandes. Fa. Nos gustaban a todos, llevar un coche pequeño es como llevar el calzoncillo de los posados del párrafo anterior (ajustado): vas incómodo y sientes que todo el mundo te mira. La cuestión es que antes faltaba el dinero o el afán por endeudarse para tener uno de esos coches mastodónticos y rugidores. Ahora, si no te compras como mínimo un crossover, eres un mindundi.
¿Y las vacaciones? ¿Acaso a dos o tres generaciones de españoles les entusiasmaba viajar al pueblo de sus padres o abuelos en agosto? (¿Quién entre los mayores de 40 no recuerda una tarde cazando moscas? ¿Quién no las contó?). Hay vacaciones viajeras en Navidad, en la semana blanca, en Semana Santa, en los puentes de... ¿Y quién no sabe el significado de low cost? Quien no ha estado en París o en Nueva York lo lleva con discreción, prefiere que no se sepa. Y sí, mucha crisis, ay, pero tantos han caminado entre los gorilas de las montañas como Sir Richard Attemborough, tantos han buceado en un arrecife de coral, tantos han cumplido con su trekking por el Himalaya...
Cuando una cosa gusta, ya no podemos arrinconarla para el disfrute de tres o cuatro días, o de tres o cuatro privilegiados, queremos tenerla a nuestra disposición en cualquier momento, todos.
Por si no lo habéis visto ya, se venden roscos, y se seguirán vendiendo después del día 6, hasta el empacho final. Mi paladar dice que yo podría resistir a rosco diario hasta las vacaciones de Semana Santa. Al fin al cabo, no tengo coche ni he nadado abrazado a un tiburón ballena, creo que me lo merezco (y con el pedazo de naranja escarchada).