jueves, agosto 17, 2017

Punta Zarre (2 947) por los Pecicos

Cambalés, Aragón, Pequeña Facha y Facha desde la cima de Punta Zarre.

Ascenso por la chimenea (II). Vignemale, Serrato y Batanes en el horizonte.


Cinco años después de la ascensión con Patxi, el 12 de julio (2017), Ángel y yo subimos a Punta Zarre por su vía normal, una chimenea propicia para gente tranquila. Si las ascensiones de las chimeneas son más fáciles que los descensos, Punta Zarre es la excepción. Se baja encajonado casi todo el rato y, con el apoyo de continuo de los brazos, el regreso sobre los mismos pasos del ascenso se hace más fácil y rápido que el ascenso.


Vista desde el ibón de Pecico Inferior (el superior queda oculto al pie del nevero).

miércoles, agosto 16, 2017

Salamandra

En la cima de Acué, Pirineos franceses, 9 de julio de 2017. Fotografía de Ángel.
Suena como una invocación mágica, como abracadabra.

viernes, agosto 11, 2017

Acaban de abrirse los baños de Tiermas

"Acaban de abrirse los baños de Tiermas, uno de los más concurridos de la península".
El Heraldo, Madrid, 11 de agosto de 1842.

"Sentir que es un soplo la vida, que veinte años no es nada...", pero 175 años y un embalse recuerdan cuánto ha llovido desde entonces.

jueves, agosto 10, 2017

Quayrat (3 060)

La luna asoma por el Quayrat al anochecer del 4 de agosto. Fotografía de Patxi.
El 4 de agosto (2017)Patxi y yo subimos al Quayrat desde el refugio de Espingo.

Confieso que en la cima miraba sin empacho Perdiguero, Crabioules, Gourgs Blancs, Gourdon... No sólo eso, ya preparaba mentalmente el ascenso futuro a Hourgade y Lézat. No sé si esa actitud en la montaña es un rasgo de vasquidad, una especie de hambre genética trasladada a las cumbres. Ya se sabe que el vasco es un tipo que, sentado a la mesa de un banquete magnífico, evoca emocionado comidas pasadas y se relame con la posibilidad de las futuras.
En Espingo cenamos sopa de alubias (espesa) con bis, carne guisada con añadidura de arroz, buen queso y natilla (el cuenco no merecía el plural).

Algunos hitos de la jornada pirenaica.

Caminamos asombrados en la primera parte del ascenso, senda en la hierba ante el circo de Espingo (Tusse de Montarqué, Spijeoles...). Miramos de refilón la ruta al Spijeoles. 
Obstáculo de las gradas de granito.
Chimenea previa al corredor que conduce al collado. El "chimeneómetro" no llegaba a II.
Fotógrafo cazador en la cima.
Presa fotografiada en la cima. Autor: Patxi.
Descenso cómodo, con apoyos, previo al collado. En compañía de Javier. Fotografía de Patxi.
Collado de Quayrat, lagos de Saussat, Espingo y Oô a la vista. El refugio queda para la búsqueda de las miradas mejor entrenadas. Fotografía de Patxi.


miércoles, agosto 09, 2017

Spijeoles (3 065)

Las primeras lucen prenden en la cima de Spijeoles. Subimos ya por encima del lago Saussat.
Cima de Spijeoles ante el mar de nubes al norte, del lado francés.
Cima de Spijeoles con la mirada puesta en el Perdiguero. Las nubes entran por el oeste... Fotografía de Patxi.
Empieza la bajada. Ante el lago Glacé (?).
Sigue la bajada. Las nubes entran al lago de Espingo.
 El sábado 5 de agosto (2017), Patxi y yo subimos del refugio de Espingo a Spijeoles, y luego bajamos de retirada a Granjas de Astau. El paisaje que disfrutamos merece el uso y abuso de adjetivos con muchas sílabas, pero, como como soy vago y austero a partes iguales y meto cinco fotografías (al cambio dicen que son más de 5000 palabras), intentaré resumir con tres palabras la experiencia de una jornada montañera memorable: Suuubir, ¡CIMA!, bajaaaaaaaaaaaaaar.

P. D.: Spijeoles, sí, a ver cómo dices el nombre de la cima.

domingo, agosto 06, 2017

Siempreviva

Siempreviva (Sempervivum montanum). Imagen tomada en Acué, Pirineos franceses.
Pienso en el buen humor de aquel Adán que escogió siempreviva y no nuncamuerta para esta planta.